Adios amor verdadero…

Sí, hace unos minutos el Necaxa descendió a primera división, el equipo de mis amores, el equipo que me dio tantas alegrias en sus años de triunfos.

Muchos pueden pensar que es exagerado, pero, para los que amamos este deporte, ver caer al equipo que nos llena el corazón representa un dolor incomparable. No digo que me vaya a morir ni que el mundo se va a acabar, sólo sé que de hoy en adelante (por no sé cuánto tiempo) en mi vida va a faltar algo, la liga mexicana no representará para mí más que anhelos perdidos y una gran decepción.

Recuerdo los tiempos del gran Aguinaga, cuando el Necaxa era un grande entre los grandes del balonpié mexicano, los recuerdo y los añoro como se añora un buen amor.

No sé por cuanto tiempo, pero el día de hoy me despido por un buen rato del fútbol mexicano, diciéndole adios a un equipo que me llenó de sueños y que hoy hace que mi corazón no sienta más que tristeza.

... o mejor dicho: "me rompiste el corazón"

... o mejor dicho: "me rompiste el corazón"

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: