Placeres naturales

Si nos ponemos a reflexionar, la vida de cada ser humano gira en torno a un sólo proposito: “la felicidad”. Este proposito es alcanzado por medio de la satisfacción de nuestras necesidades y por un estado placentero, tanto corporal como mental/espiritual.

Todo esto lo buscamos de muchas formas, pero nunca nos fijamos en que podemos encontrar la felicidad en cosas sustancialmente simples. Hace unas cuantas horas experimenté esa sensación de felicidad y tranquilidad de la que les he hablado, y me sorprendió sentirla en un momento tan innesperado y común. Fui feliz caminando bajo la lluvia. Es algo que tenía años sin hacer, y que juraba que no me gustaba, pero sentir las gotas caer por todo mi cuerpo y estrellarse en mi rostro fue algo magnífico.

Con todo esto, me di cuenta que es verdad esa frase trillada que dice que lo mejor está en las cosas sencillas, así es, y deberían tratar de experimentarlo más seguido, tal vez no es necesario que llueva, pero pueden ver al cielo, ir al campo, subir una montaña, observar un atardecer o un amanecer, o cualquier cosa que se les ocurra; vale la pena totalmente.

¡Suerte!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: