Cuando uno se enoja

Hoy mi día comenzó de manera normal, como cualquier otro, todo estaba tranquilo y en realidad nada me molestaba; al parecer sería un buen día.

Pues bien… no lo fue. Ahora que está por terminar este periodo de 24 horas me encuantro muy encabronado, con pedos por todas partes, con ganas de mentarle la madre al primero que se me cruce y con ganas de mandar a la chingada a mucha gente que conozco. Pero no lo haré, me quedaré sentado frente a mi computadora escuchando música y tratando de relajarme.

Lo extraño de todo esto (y no es la primera vez que me pasa) es ese sentimiento de bienestar al estar enojado, como un impulso dentro de ti que te satisface, aún cuando te puede llevar a hacer cosas “malas”. Es ahora cuando pienso que incluso el enojo puede ser placentero ¿han sentido eso alguna vez?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: